1_od2HLFzNoxk2JLDFFhUB3w

¿Y si cooperas con la EMOCIÓN?

Disponemos de tres Inteligencias, las cuales no siempre aprovechamos del todo. Inteligencias o cerebros:

El NEOCORTEX es el cerebro que PIENSA. El analítico, el racional. Se encarga de los procesos de aprendizaje, del lenguaje y de los movimientos voluntarios. La mente. Dónde se encuentra toda la información que hemos ido adquiriendo a lo largo de nuestra vida. El que duda y se cuestiona todo.
Nuestras decisiones y actitudes son calibradas por él. Para qué funcione a pleno rendimiento debe estar alineado con los dos restantes. Suele bloquearse, cuándo esto no sucede. Cuando lo que se piensa no es coherente con lo que se siente y se hace.

El LIMBICO es el cerebro que SIENTE. Nuestra parte emocional. Es el primero que se activa frente a un estímulo interno o externo. El primero que reacciona, activando después a los demás.
Es el encargado de todo el contenido emocional, de las relaciones y de cómo se expresa sin palabras. La comunicación no verbal. No miente.

El REPTILIANO es el cerebro que DECIDE. Es el más primitivo. Lo mueven los instintos e intuiciones.
El salvaje o el «indomable» que no mirará por ti, si no están cubiertas sus necesidades.
No se entrena como el resto de los tres cerebros. Se encarga, en todo momento, de preservar la supervivencia de la especie.

Instintos primarios y biológicos:

-Hambre
-Sed
-Sueño
-Sexo
-Respirar/oxigenarse
-Excreciones

¿Comes y bebes bien?, ¿Duermes y descansas?…

¿Qué quiere el salvaje?

En primer lugar, mantener sus reservas de ENERGÍA cubiertas en todo momento. Ya que el cerebro usa entre el 22-32% de la energía total del cuerpo.
Evita en todo momento el ESTRÉS. Busca PLACER, es la parte hedonista. Y por supuesto, reducir el MIEDO por todos los medios. Desea que vivas cómoda y plácidamente en tu zona de confort.

¿Tus pensamientos(parte analítica), sentimientos(parte emocional o instintiva) y acciones, caminan hacia la misma dirección, o por el contrario han tomado caminos separados?

¿Es coherente lo que piensas con lo que sientes y haces?

¿Y por qué es tan importante usar de referencia la EMOCIÓN?

La parte límbica, es la que primero reacciona frente a un estímulo tanto interno, como externo. Haciéndonos sentir, una emoción determinada. Es la que nos mueve hacia la acción. En base a lo que sentimos, reaccionamos de una manera u otra. Por eso es tan importante tenerlas en cuenta y no rechazarlas. Hasta la más desagradable tiene intenciones positivas. Una razón de ser.

INTERPRETAMOS LA VIDA SEGÚN EL ESTADO EMOCIONAL QUE TENGAMOS EN ESE MOMENTO.

Muchas veces se produce una lucha entre lo que se siente y lo que se piensa. Un conflicto entre la parte racional y emocional. ¿Y entonces hasta que se pongan de acuerdo estás dos partes, quién toma el control?. La tercera parte, la más primitiva, la que te guía hasta que te alinies de nuevo.

¿Por qué es tan difícil controlarse emocionalmente?

A lo largo de su evolución, el cerebro ha conservado todas sus estructuras y funciones cerebrales. Ha evolucionado manteniendo las viejas estructuras y funciones o parte reptiliana, junto con las nuevas, parte analítica y emocional.

¿Por qué?

John Allman, neurocientífico evolucionista, empleó está metáfora, para explicarlo:

Imagina una ciudad que recibe electricidad, de una vieja central eléctrica, cuya capacidad de producción, ya resulta insuficiente. Se propone entonces, construir una nueva central más potente y moderna. Aunque por razones técnicas y de espacio, sólo se puede construir en el mismo lugar que la vieja. Además hay que tener en cuenta, que la vieja central abastece a toda la cuidad, y que por lo tanto, no puede parar su funcionamiento.

¿Cuál es la solución?

Construir la nueva , sobre la vieja central. Permitiendo que lo nuevo se integre con lo viejo, lo moderno con lo antiguo. Y todo continua en su sitio y en armonía, aunque actualizado.

La más primitiva es la reptiliana. La base de la central. El resto de partes, límbica y racional, se fueron construyendo encima de ella. Tanto la parte emocional, como la instintiva, son más rápidas que la razón. La razón siempre llega tarde. El reflexionar o el pensar, lleva su tiempo. Y es por eso que nos arrepentimos a veces, de respuestas emocionales o instintivas inapropiadas, porque no tuvimos suficiente tiempo, para meditarlas bien. Ciertas situaciones requieren de inmediatez y la razón es demasiado lenta, en comparación con las otras dos partes. En rapidez de respuesta siempre gana la EMOCIÓN.

¿Quiere decir esto, que estamos sometidos por lo que sentimos y por nuestros instintos?

A veces sí y a veces no…

No en todas las situaciones, podemos parar y tomarnos nuestro tiempo para decidir lo que mejor nos convenga. Hay situaciones que requieren casi una respuesta automática, frente al estímulo que se nos presenta. Esa necesidad de inmediatez, imposibilita, la entrada en escena, de nuestra parte más racional y serena. En estos casos, la parte límbica o reptiliana, responderán por nosotros. Aunque se puede practicar y entrenar casi todo. La mera repetición, convierte en hábito conductas conscientes, hasta que se transforman en inconscientes.

¿Recuerdas lo que te costó aprender a conducir y tener en cuenta tantas cosas y cómo lo haces ahora, inconscientemente?

También hay que mencionar que la intensidad de la emoción es proporcional, a la respuesta de la misma. Se retroalimentan. Cuanto más intenso sea eso que sentimos, más necesidad tendremos de responder intensamente.
Quizás sea el precio que tenemos que pagar por disponer de un mecanismo tan complejo y sofisticado, creado para preservar la supervivencia de la especie. Por eso es tan importante aliarse con la emoción sea cuál sea.

¿Qué emoción tienes ahora?

7026744671_638db1dcc0

¿Coach con PNL?

El coaching es el proceso que hace capaces a las personas para conseguir sus objetivos. Es una conversación profesional, cargada de preguntas, que persigue entre otras cosas, cambiar la perspectiva. Ya que cuándo cambias la forma de ver las cosas, las cosas cambian de forma. Si hay cambio fuera, es porque antes, algo ha sucedido dentro. Y para promover esta transformación, se exploran experiencias incómodas, creencias limitantes, patrones en el comportamiento, jugando con las referencias para encontrar nuevas opciones.

Se trabaja por objetivos o propósitos a cumplir, el cuál se diseñará, antes de comenzar con la exploración. Los coach no damos consejos. Preguntamos mucho, eso sí, para que seas tú, quién encuentre las respuestas. Aunque no te lo parezca, tú eres quién mejor te conoce y sabes qué es lo que más te conviene. El coach guía, pero no dirige. La dirección siempre la marcará el explorador. El decidirá siempre el camino por el que transitar.

Es muy importante distinguir el coaching de otras disciplinas, como el counseling, consultorías y de otras terapias. Como tampoco estamos cualificados para trabajar con patologías o trastornos mentales. Podemos ser un valioso complemento en ciertos procesos, pero no trabajamos, la enfermedad. Eso se lo dejamos a los grandes profesionales que hay ya en el sector de la salud mental. Lo que tenemos en común todos estos profesionales, es que trabajamos en el campo del Bienestar aunque cada uno, tenga una misión concreta.

¿Y qué es la Programación Neurolinguística?

Mi definición personal de lo que es la PNL está en cierta medida inspirada, entre otros muchos, por Santiago Ramón y Cajal, quién definió a las neuronas, como las “mariposas del alma”. Así que parafraseando al maestro, defino a la PNL como la “medicina para el alma”. Ya que trabaja directamente en el inconsciente, sin que la parte consciente interfiera. Reprograma modelos, patrones y creencias limitantes. Cambia lo invisible para que se aprecie en la parte visible. Cambia por dentro, para que se note fuera.

La componen meditaciones guiadas, trances superficiales y profundos(hipnosis), ejercicios de emponderamiento personal y mucha inteligencia emocional.

¿La pruebas?

animal-blanco-y-negro-gris-leon-Favim.com-4503188

¿Temes o te temes?

«Un día, un sediento león se acercó a un lago de aguas transparentes, y al asomarse para beber, vio por primera vez, su imagen reflejada. Asustado pensó: “Este lago es territorio de este fiero león, ¡tengo que marcharme!”.
Pero el animal tenía mucho sed, así que al cabo de unas horas, decidió volver. Se aproximó sigilosamente, y justo cuando acercó su cuello para beber, ahí estaba de nuevo su rival.” ¡No sé lo podía creer. Qué veloz y atento, era ese maldito animal!.

¿Qué podía hacer?. La sed lo estaba matando y esa era la única fuente de agua, en kilómetros a la redonda. Desesperado se le ocurrió rodear el lago por un recodo oscuro. Cuando llegó al lugar, se arrastró hasta el agua y…¡Pam!. Las mismas fauces frente a él. Estaba hundido, jamás se había encontrado con alguien tan territorial.
Pero el león tenía tanta sed que decidió jugársela. Se armó de coraje, corrió hasta llegar a la orilla, y sin pensarlo, metió la cabeza en el agua. Entonces fue cómo cuentan los ancianos pigmeos, ¡Se hizo la magia!, su feroz rival había desaparecido para siempre».

¿Y si como al león, tu miedo también te tuviese miedo?

¿Y si es a ti, a quién temes?

¿A tu potencial, a tus capacidades a tu excelencia?

Porque la historia del león, a pesar de lo que cuenten los ancianos pigmeos, no acabó exactamente, allí, en ese lago. Hubieron más lagos y más rivales disfrazados de sí mismo.

La siguiente experiencia al lago, fue por unas huellas. Aparentemente, parecían de un gran y fiero enemigo que lo seguía sin ser visto. Se lo imaginaba inmenso. Estos pensamientos, provocaban en el león, un temor incontrolable a explorar el territorio. No quería problemas, sólo un sitio tranquilo, en el que quedarse. Un buen día y de casualidad, se percató de que esas huellas, eran las suyas y que nadie lo perseguía. Cayó en la cuenta, de que nuevamente era de él, de quién huía.

Superado lo de las huellas, también tuvo que enfrentarse a sus sombras. Hasta entender que desde la oscuridad, era desde dónde mejor se percibía la luz. Fueron muchas las experiencias a las que tuvo que enfrentarse. Hasta comprender que era él, el único que creaba rivales, dejaba huellas y pintaba sombras.

¿Y tú qué creas?

Contacta conmigo!

Contacto

Te propongo hacer un viaje juntos.Tú te encargas de elegir el destino y el tiempo que quieres emplear en el viaje y yo pongo la guía. Junto a ella, iremos explorando los diferentes mapas de ese territorio.Tu territorio. Compartiremos emociones y romperemos esas barreras que te impiden volver a creer en ti y en todas tus capacidades. Bajo esa capa que conforma tu apariencia, habita lo mejor de ti, no lo ignores y despliega todo tu potencial.

¿Te apuntas?
logo-laura-fernandez

Laura Fernádez ©
Todos los derechos reservados